Compañeros de entrenamiento en Eskrima.

Es imprescindible para nuestro crecimiento como Eskrimadores y/o Artistas Marciales Combativos tener compañeros de entrenamiento que caminen en la misma dirección y tenga la misma pasión que uno por el Arte.

Con cierta periodicidad algunas personas me preguntan cómo es posible mejorar en los aspectos técnicos de la Eskrima teniendo a los Maestros tan lejos.

Es una pregunta que me hice a mi mismo cuando comenzaba con esto de la Eskrima hace ya unos cuantos años. La respuesta la obtuve de dos mis Maestro, GM Ramon Rubia y GM John Mac y “sorprendentemente” fue la misma:

“Busca un buen compañero de entrenamiento”.

Cuando me lo dijeron por primera vez la cuestión se me antojaba un tanto extraña, no terminé de entenderlo. ¿Qué tendrá que ver esto con mejorar dentro del Arte?

Lo que no imaginaba es que después de tantos años de entrenamiento “en solitario” aquello resulta tener una vigencia tan brutal.

He decidido hacer esta pequeña entrada a forma de tributo a aquellos que han estado presentes en mi evolución.


Evolucionar tiene sentido siempre que sea bajo la influencia de las personas que han dejado huella en nuestro camino y que han ido creciendo más que tú o a la par que tú.

De otra manera, esa palabra (evolución) pierde todo el sentido de pulsión creadora.

He tenido mucha suerte. A pesar de lo complicado que es el mundo de la enseñanza (por desagradecido), puedo decir con mucho orgullo que he tenido grandes compañeros de entrenamiento a lo largo de todos estos años.

Somos todo gracias a nuestros alumnos. Esto es fundamental entenderlo. Sin duda a diferentes niveles, en diferente etapas, pero todos y cada uno de ellos aportan un gran valor.

Aprovechando esta entrada puedo decir que hay uno a quien le debo mucho, no se me pongan celosos los demás, ahora entenderéis porqué. El señor Charlee (aka. Carlitos) vuestro “hermano  mayor” (por viejuno y por tiempo entrenando).

Ese tío al que seguro habéis visto en la mayoría de vídeos que suelo publicar.

El paso del tiempo sin control.

Si pienso en décadas son ya casi dos las que llevamos entrenando y caminando en esto de la Eskrima. Haciendo y deshaciendo. La historia de Orihinal Eskrima no tiene sentido sin su apoyo incondicional.

Ha sido un anclaje importante en los momentos complicados. Cuando he querido tirar la toalla me ha frenado, ha cogido un arma y me ha puesto las cosas difíciles haciendo sparring.

Somos amigos desde antes de practicar Eskrima. Así que el destino quiso que las cosas se dieran tal cual para que un día decidiera formar parte del grupo inicial. MAS era un proyecto que cambió. Él ha sido el único que ha continuado, sin duda a constancia nadie le gana.

Hay una anécdota con él que hoy día uso mucho como ejemplo en mis clase.

Un día vino al entrenamiento un poco más preocupado. Se sentía frustrado, algo estancado en su progresión de Eskrima y me preguntó:

  • “¿qué hago para salir de esta situación?“.

Un poco de sparring de Grappling con Mr. Charles

Superando la frustración.

La verdad es que no sabía muy bien qué decirle. Mi remedio para cuando siento que no avanzo siempre ha sido entrenar mucho más duro. Pero pensando al respecto, él ya hacía eso. Así que se me ocurrió otra forma de plantear el asunto:

  • ¿Cuanto piensas en Eskrima?” – le dije.
  • “Bueno, tan sólo cuando vengo a clase” – fue su respuesta.

Esa fue la clave. Yo pienso en Eskrima casi de manera obsesiva, a todas horas, cada minuto. Y ese fue mi “consejo”.

  • Haz de la Eskrima algo constante en tu mente y así mejorarás. Piensa en el arte cuanto más mejor”.

Creo que aquel resorte le ayudó. Al poco el señor Carlos empezó de nuevo a ponerme las cosas muy complicadas durante nuestras interminables horas de sparring, de porrazos, de experimentos, de mejoras y de superar frustraciones.

Si de algo sirve enseñar es para crecer y empujar a otros para que también lo hagan. En definitiva es una camino lleno de obstáculos por sortear. Es muy importante volucionar no sólo como artistas marciales sino como persona que se dedican al combate.

Gracias Mr Charles. Eres Orihinal Eskrima tanto o más que yo.

José Díaz Jiménez

José

José

"Si vis pacem, para bellum"

3 Comments

    • Muchas gracias caballero. Hay que acordarse de los Maestros de uno, pero también de los compañeros de camino. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *