Eskrima y «nadie es tan especial»

Al final del día, ninguno de nosotros es especial.

Eskrima y La mayoría de nuestros mejores logros en la vida (en la familia, en los negocios, en nuestra Eskrima…) provienen de hacer las pequeñas cosas lo suficientemente bien, durante largos períodos de tiempo, ser constantes y nunca desistir.

Hay que mantenerse en la firme convicción de que el trabajo constante supera al talento.

Hay que mantenerse centrado en la creencia de que la CONSTANCIA, la HUMILDAD y la ADQUISICIÓN DE HABILIDADES son la única vía fiable hacia la «grandeza» y la supervivencia.

Mantenerse centrado, conectado con las pequeñas cosas de todos los días, en los detalles, en el aquí y ahora (presentes en el combate), en lo invisible de la vida (eskrima invisible) y saber observar esto durante un tiempo «ilimitado», te preparará para saber sacar partido a las oportunidades (escasas a veces) que se te presentan en forma de señales que solo tú podrás reconocer.

Y es que al final del día, ninguno de nosotros es tan especial (si crees que has inventado algo, que eres diferente… te aseguro que te falta mucho viaje, humildad, honradez, lectura y coeficiente intelectual) y al mismo tiempos somos únicos (para los nuestros).


Jose Díaz Jiménez

Jose

Expect the unexpected...

2 comentarios

  1. «si crees que has inventado algo, que eres diferente… te aseguro que te falta mucho viaje, humildad, honradez, lectura y coeficiente intelectual».

    Más claro el agua cristalina 🙂

    Gracias José!!!

    • Pues me da que ni diciéndolo tan claro se van a querer enterar más de uno…

      Cómo me gusta decir: «que sigan inventando que ya vendrá la realidad a contarle su historia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.