“Mastering the Matrix”…


Muchas veces me preguntan qué es eso de ser o tener espiritualidad, los que me conocéis sabéis que siempre ha sido una fuente constante de búsqueda, he participado incluso en cursos de formación como “Terapeuta del Alma, he experimentado con gran cantidad de terapias, incluida la toma de Ayahuasca, que un día describiré con detalle…pero sobre todo os imagináis que me suelen preguntar porque durante un tiempo he regentado “La Fuente”, un proyecto, un centro de Meditación, Yoga, retiros y demás sucedáneos por donde pasó un sin fin de historias en casi un año de vida.

Lo cierto es que en estos tiempos de la New Age no sabría como responder exactamente sin parecer un extremista opuesto a tanto falseo y mediocridad hacinada en ese pseudo-mundillo. Lo que es o no es, como casi todo en la vida, se limita a percepciones muy íntimas y personales que son al fin las que definirán para cada individuo su “espiritualidad”. Lo que sí me puedo atrever a decir es que desde la perspectiva de la Eskrima ( que es un Arte “místico” donde los haya) y de las Arte Marciales ( si aun no os habéis percatado lo importante que es el aspecto espiritual de conexión cuerpo-mente dentro de estas Artes, os aconsejaría que comenzarais a investigar un poco en la historia de la lucha y en la relación del Guerrero con algo que trasciende la lógica del mundo que racionalmente percibimos ) tal como yo las entiendo, atendiendo a su fin primordial que es el de preservar la vida (con todo lo que ello denota), podría afirmar que la espiritualidad está justo en la dirección opuesta a la práctica de ciento-mil técnicas de meditación, de la práctica inconsciente de cualquier disciplina dogmática, del turismo espirituoso y/o de cualquier método limitador.

La espiritualidad para mi se encuentra justo en la grieta abierta por la constancia, la práctica diligente, la búsqueda incesante / honesta, la simplificación de los conceptos y sobre todo en dar un paso al vacío, logrando así tener experiencias para que el alma de vez en cuando se estremezca con la misma inocencia con la que un niño sonríe a sus padres…sin tan siquiera saber aun qué es la sonrisa.

En definitiva y acercándome un poco más a la respuesta de una pregunta que en realidad ninguno de vosotros me ha hecho, la espiritualidad está dentro del proceso que requiere retarnos constantemente a nosotros mismos , alejándonos de nuestras zonas de confort…es justo cuando sales y viajas por tierras desconocidas, con la mente y los ojos bien abiertos, sin dogmas que te atrapen, cuando encuentras esto que muchos llaman espiritualidad y otros muchos llaman osadía…

La espiritualidad como Artista de lo Marcial significa adentrarse en terrenos desconocidos, buceando ahí donde nadie nos enseña a mirar: en lo más profundo de nosotros mismos, aceptando, reconociendo y mejorando esto que llevamos dentro…el mundo es así: buscamos vida en Marte, cuando aun no conocemos el centro de nuestra misma tierra.

Hoy he querido compartir un vídeo de uno de los grandes del Ashtanga Yoga, David Swenson…me pareció tan interesante su mensaje que dio pie a que escribiera esta pequeña entrada: “Mastering the Matrix” … espero que os guste ( el vídeo está en inglés, podéis activar los subtítulos, también en inglés y evidentemente no totalmente fieles a lo que dice).

José Díaz Jiménez

José

José

“Si vis pacem, para bellum”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *