Pequeños Grandes Maestros. Eskrima views.


Soy de esos a los que aun les gusta perderse en una librería antigua buscando entre montañas de papel algún título que me atrape y me transporte al interior de páginas que te llaman desde el silencio más sutil, para sin censura alguna mostarte pildorazos de sabiduría que de ninguna otra manera lograrías alcanzar.

Los libros siempre han estado íntimamente ligados a mi camino de descubrimiento, tal como pequeños/grandes Maestros te muestran caminos que te hacen crecer, que incentivan la curiosidad y de los que entresacas experiencias vitales de una calidad tal que marcan de una u otra manera toda tu existencia.

La vida cambia, tú cambias y lo interesante es volver a ellos, los libros, y ver que también cambian contigo. Podría citar una lista muy amplia de libros que han cambiado de una u otra forma mi vida. Siempre que inicio un proyecto recurro a unos cuantos de ellos para que me empujen ante mi naturaleza  pesimista, así que suelo caer en las fauces del negro sobre blanco las más veces posibles.

Suelo recomendar a mis amigos ( a los de verdad) unos cuantos títulos, estos últimos días tras comenzar a dar pasitos junto a un buen amigo en una dirección que pretende cambiar nuestras vidas, como no, recaigo en un título que se me antoja muy interesante, que no guarda en su interior nada extraordinariamente original, pero que expone bajo un formato simple y motivador un mensaje muy alentador: Creer en uno mismo…el título: El Vendedor más grande del mundo” de Og Mandino. Puede que al ser un gran best seller muchos huyan de él por comercial, por pseudo-espiritual, por encorsetarse dentro del submundo AUTOAYUDA o por mil cosas más que son altamente criticables…puede que así sea, puede que no sea más que una lección estéril de adoctrinamiento sin sentido…pero a mi me da igual, incluso de las fuentes más turbias hay que poder beber de vez en cuando, a mi me ayudó, me dio algunas claves sobre las que poder construir…y por eso os lo comparto.

¿Quién es Og Mandino?

Su nombre original es Augustine Mandino, mejor conocido como Og Mandino (12 de diciembre de 1923 – 3 de septiembre de 1996). A la temprana edad de 3 años emigró junto a su familia a Estados Unidos; de niño fue editor del periódico de su escuela, tenía vocación por el periodismo pero no pudo completar su deseo debido que su madre falleció cuando él era un adolescente de 16 años, por lo que tuvo que empezar a trabajar para sostener a sus dos hermanos menores.

Tras el final de la guerra regresó a los Estados Unidos pero se encontró con enormes dificultades para encontrar empleo, por lo que probó suerte como vendedor de seguros pero fracasó. Debido a varios deslices se vuelve alcohólico y termina perdiendo a su familia y trabajo.

Pensó varias veces suicidarse pero su vida cambió cuando entró a una biblioteca con el pretexto de leer cuando sólo quería recibir abrigo dado que en el exterior hacía mucho frío. Estando dentro llamó su atención un libro de superación personal: “Actitud Mental Positiva: Un Camino Hacia el Éxito” de Napoleón Hill y W. Clement Stone; comenzó a leerlo, y desde aquel día empezó a instruirse con varios libros de este tipo que le ayudaron a salir de la depresión y del alcoholismo.

Autor del best seller El vendedor más grande del mundo. Se han vendido alrededor de cincuenta millones de copias de sus libros, que han sido traducidos a varios idiomas. Ensayista y psicólogo, es considerado como uno de los mayores especialistas mundiales en la escritura de libros que han inspirado a millones de personas. Su principal mensaje es “hazlo ahora”.
Leyendo alguna vez este libro he querido compartir con todos vosotros dos “sentencias” de entre sus páginas que vienen mejor que bien para ilustrar esta entrada en sintonía con nuestra Fightlosofia:

: “…y sin embargo cada lucha, cada derrota, acrecienta la destreza y la fuerza, el valor y la resistencia, la habilidad y la confianza de manera que cada obstáculo es un compañero de armas que te obliga a ser mejor…o a abandonar la empresa. Cada desaire es una oportunidad para avanzar; si uno huye de los obstáculos o los evita, habrá echado a perder el futuro”.

Sobre buscar tu camino: “Cualquiera que sea la ayuda que te preste, será como un grano de arena en comparación a las montañas que tú tendrás que mover por ti mismo”.

Ahora si queréis continuar investigando este libro, os dejo el enlace de la descarga… dice el propio libro: ” ¿Cómo se puede ser feliz con el estómago vacío ? “. Me parece un debate interesante…muchos de nosotros pensaremos que sí, que vaya frivolidad, que esta idea es totalmente mercantilista y material…que sí, que bien, que por supuesto…pero seamos sinceros con nosotros mismo y con el mundo en el que hemos venido a vivir…no se trata de la avaricia, pero sí de tener para hacer con la vida de uno lo que realmente quiera, lo que realmente le apasione…sin perjudicar a nadie, para eso hacen falta medios y si nos dan herramientas para ayudarnos a iniciar el camino, bien venidas sean!!!!

Link para el libro: ” vendedor“.

José Díaz Jiménez

José

José

“Si vis pacem, para bellum”

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *