Eskrima y palabras; «buscando la causa de la propia ignorancia».

Eskrima y raíces…

En estos tiempos tan confusos que nos limitan, quería compartir con vosotros algunos textos de Maestros que han sido grandes y que perdurarán en el tiempo:

Eduardo Galeano decía que «las palabras no mueren» y de ahí la importancia que le doy a las raíces – cada vez más difusas y desconocidas, revestidas de mentiras para hacerlas parecer grandes verdades – de nuestro arte.

Reflexionaba yo, en mi paranoia incierta, sobre ciertos aspectos como el miedo y encontraba esta nota del Maestro, que me lo puedo llevar al mundo de la Eskrima, y al mismo tiempo puede ser aplicable al 100% en estos tiempos de «plandemia» (y meditación constante):

  • «Quién no está preso de la necesidad, está preso del miedo: Unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen

Por su parte el Maestro José Saramago señalaba de forma magistral y que no hace más que removerme, con respecto o sobre las palabras:

  • «Las palabras son buenas. Las palabras son malas. Las palabras ofenden. Las palabras piden disculpa. Las palabras queman. Las palabras acarician. Las palabras son dadas, cambiadas, ofrecidas, vendidas e inventadas. Las palabras están ausentes. Algunas palabras nos absorben, no nos dejan: son como garrapatas, vienen en los libros, los periódicos, en los mensajes publicitarios, en los rótulos de las películas, en las cartas y en los carteles. Las palabras aconsejan, sugieren, insinúan, conminan, imponen, segregan , eliminan. Son melifluas o ácidas. El mundo gira sobre palabras lubrificadas con aceite de paciencia. Los cerebros están llenos de palabras que viven en paz y en armonía con sus contrarias y enemigas. Por eso la gente hace lo contrario de lo que piensa creyendo pensar lo que hace«.

Eskrima en imágenes:

Atendiendo a todo esto, comparto una imagen que lleva insertada una frase que define al 100% Eskrima y por defecto (aunque no sea tal) mi camino:



Jose Díaz Jiménez

Jose

Expect the unexpected...

2 comentarios

    • Totalmente, muy aplicable a alguno de nosotros y muy poco entendida por la grandísima mayoría (por desgracia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.